VIII El Conflicto entre el Bien y el Mal

Creencias de los Adventistas del Séptimo Día

Home

I La Santa Biblia | II La Trinidad | III Dios El Padre | IV Dios El Hijo | V Dios El Espíritu Santo | VI La Creación | VII La Naturaleza del Hombre | VIII El Conflicto entre el Bien y el Mal | IX La Vida, Muerte y Resurrección de Cristo | X La Experiencia de la Salvación | XI La Iglesia | XII El Remanente Y Su Misión | XIII La Unidad En El Cuerpo De Cristo | XIV El Bautismo | XV La Cena del Señor | XVI Dones Y Ministerios Espirituales | XVII El Don De Profecía | XVIII La Permanente Ley De Dios | XIX Sábado: El Día Del Séñor | XX Mayordomía: La Sabia Administración De La Vida | XXI La Conducta Cristiana | XXII El Matrimonio Y la Familia | XXIII El Ministerio De Cristo En El Santuario Celestial | XXIV La Segunda Venida De Cristo | XXV La Muerte Y La Resurrección | XVI El Milenio Y El Fin Del Pecado | XVII La Tierra Nueva

08 La Gran Controversia

Toda la humanidad se halla ahora envuelta en una gran controversia entre Cristo y Satanás acerca del carácter de Dios, su ley, y su soberanía sobre el universo. Este conflicto se originó en el cielo, cuando un ser creado, dotado de libertad de elección, al exaltarse a sí mismo se convirtió en Satanás, el adversario de Dios y condujo a la rebelión a una porción de los ángeles. Introdujo el Espíritu de rebelión en este mundo cuando hizo caer en el pecado a la primera pareja. Este pecado humano produjo la distorsión de la imagen de Dios en la humanidad, el desorden en el mundo creado, y su eventual devastación por medio del Diluvio universal. Observado por toda la creación, este mundo se convirtió en la arena del conflicto universal, en el cual el Dios de amor será finalmente vindicado. Con el fin de socorrer a su pueblo en esta controversia, Cristo envía el Espíritu Santo y los ángeles leales para guiarlos, protegerlos y sostenerlos en el camino de la salvación.

Introduzca el contenido de soporte